Error message

Deprecated function: Array and string offset access syntax with curly braces is deprecated in include_once() (line 20 of /var/www/vhosts/berea-abogados.com/httpdocs/includes/file.phar.inc).

A la hora de poner en marcha una empresa es necesario tener bien elegida la idea de negocio y el plan estratégico de desarrollo.

La idea debe ser realista y poder presentarse como viable, no se trata de encontrar un negocio que revoluciones el mercado, sino de detectar un hueco,
una oportunidad que nadie haya aprovechado.

 

Guía para la apertura de un establecimiento comercial

 

 

Elección del tipo de negocio

 

Es el punto de partida de todo proyecto empresarial. Son muchos los factores que pueden llevar a una persona a inclinarse por un negocio en concreto. Con carácter general, citaremos:

  • Oportunidades de negocio en mercados poco abastecidos, de nueva creación o con un alto potencial de crecimiento.
  • Conocimientos técnicos sobre mercados, sectores o negocios concretos.
  • Simplicidad del negocio.

Pero existen otros factores determinantes como el nivel técnico o el nivel económico exigido por algunos negocios, que actúan como factor disuasorio en muchos casos.

 

Una vez definida la idea y antes de entrar en el análisis del Plan de Empresa, conviene que los promotores se planteen algunas preguntas:

  • ¿Se trata de una idea realista?
  • ¿Es viable técnicamente?
  • ¿Es viable desde el punto de vista económico?
  • ¿Se está en condiciones de poder acometerla?
  • ¿Su rentabilidad justifica los esfuerzos necesarios para ponerla en marcha?

Pero sin duda el factor más importante es la ilusión o confianza que los promotores tienen en la idea. Por ello todo empresario debería reunir alguna de estas cualidades:

  • Confianza en si mismo e ilusión en el proyecto
  • Saber elegir a sus colaboradores
  • Capacidad para organizar y coordinar medios económicos, humanos y materiales
  • Capacidad para dirigir y motivar al personal
  • Capacidad para tomar decisiones y asumir riesgos
  • Iniciativa y espíritu innovador

 

 

Plan de negocio

 

Debe incluir:

  1. Descripción de la empresa y del producto o servicio que va a realizar. Aquí hay que incluir también si se posee la patente o marca, la localización de la empresa y los criterios por los que lo ha elegido.
  1. Estudio de mercado.
  1. Demostrar que existe una oportunidad de negocio. Es una labor de investigación a partir de datos externos. Hay que tener claro a qué mercado se dirige la empresa y quiénes serán sus clientes potenciales. Debe contemplar toda la normativa legal aplicable a la actividad que va a desarrollar la empresa y los permisos y autorizaciones que deberá tramitar.
  1. Plan de márketing.
  • Definir la cobertura del mercado.
  • Analizar la necesidad de distribuidores o intermediarios.
  • Elaborar un listado de posibles clientes.
  • Describir las técnicas de venta, políticas de descuento y formas de cobro.
  • Establecer las líneas de publicidad y relaciones públicas.
  • Diseñar las campañas de márketing con sus objetivos.
  1. Definición de los medios técnicos.

Establecer los medios técnicos que se necesitan para poner en marcha una empresa, su coste y su financiación. Debe completarse con un Plan de Compras que planifique la gestión de las compras y su almacenaje.

  1. Organización y Recursos Humanos.

Servirá para definir el organigrama y distribuir las tareas, los puestos de trabajo y las correspondientes funciones y sus responsables. Seleccionados los empleados, conviene asesorarse sobre la modalidad de contratación.

  1. Estudio económico financiero.

Es necesario determinar cuáles serán los fondos necesarios para poner en marcha la empresa y cómo se va a obtener el capital.

  1. Aspectos formales y estructura legal.
  • La persona física: Es el propietario único de la empresa, que dirige, gestiona y percibe todos sus beneficios.
  • La persona jurídica: Organización de un grupo de personas que desarrollan las funciones propias de la actividad empresarial.